Mindfulness

El mindfulness o «consciencia plena» más que una meditación es una forma de vida.

La meditación no es aislarse del mundo exterior, todo lo contrario, es CONECTAR con uno mismo y con el mundo que nos rodea.
La meditación no es reflexión, tampoco es relajación, la relajación es una probable consecuencia de la meditación, pero no el fin que buscamos al meditar. El estado natural de serenidad y tranquilidad llegará por sí solo, CONFÍA.

Igual que se entrena el cuerpo se entrena la mente, en un par de días en el cuerpo no se encuentran resultados, en la mente tampoco de manera muy evidente, pero sí ha comenzado el cambio y te darás cuenta en un tiempo si sigues acumulando en positivo.

Con relajaciones puntuales te relajas, con el trabajo experiencial de la consciencia plena, de la atención… a través de tus sentidos, aprovechando nuestro cuerpo como herramienta de anclaje y conexión con nosotros mismos y el mundo que nos rodea; y aprovechando así mismo al máximo el poder del lenguaje, generarás cambios de patrones cognitivos y con ello cambio de patrones de conducta.

«Educas» a tu mente, tu mente y tu cuerpo aprenden a pensar distinto, actuar distinto, sentir distinto…. y ésto es lo que se traduce en «curación», de la otra manera se van poniendo parches que hacen que el día a día sea mas llevadero, que también está bien, pero no es duradero.

 

Redactado por: Inma Gómez-Lechón, Terapeuta & Coach.
Foto de VisionPic .net  descargada en Pexels.

(Visited 171 times, 1 visits today)